top of page

La importancia de la mujer rural en la actualidad



La mujer rural en el mundo ha enfrentado históricamente múltiples barreras que han limitado su desarrollo y su acceso a oportunidades. La falta de visibilidad y reconocimiento de sus aportaciones a la economía y a la sociedad ha generado desigualdades que se han mantenido en el tiempo. En la actualidad, aunque se han llevado a cabo algunos avances, las mujeres rurales siguen enfrentando desafíos importantes.


En primer lugar, el acceso a la educación y la formación sigue siendo un problema en muchas zonas rurales, a día de hoy. La falta de oferta educativa, acceso a centros y la brecha digital en algunas zonas rurales son algunos de los obstáculos a los que se enfrentan. Esto se traduce en una menor cualificación y, por tanto, en dificultades para acceder a empleos cualificados.


Además, la falta de empleo y la precariedad laboral son otros de los problemas que las afectan. En muchas zonas, la principal fuente de empleo sigue siendo la agricultura y la ganadería pero la situación las lleva a pluriemplearse en otros sectores en las ciudades próximas. También son frecuentes los trabajos temporales y mal remunerados en el sector servicios, y a esto se suma un acceso limitado a la propiedad de la tierra y a la toma de decisiones en el sector rural.


Otro de los desafíos que enfrentan es la falta de servicios públicos y de infraestructuras adecuadas. La falta de transporte público, la ausencia de servicios de atención a la dependencia y la escasez de servicios de salud son algunos ejemplos. Por no hablar de la conciliación entre trabajo y vida familiar. Esto limita su capacidad para desarrollarse personal y profesionalmente. También están las barreras culturales y sociales que dificultan su desarrollo como los roles de género tradicionales, de reconocimiento a sus aportaciones y la falta de redes de apoyo en la sociedad en general por la falta de representación política que las visibilice. Estos desafíos siguen dificultando el desarrollo y empoderamiento de las mujeres en algunas comunidades del mundo.


A pesar de todo, en España se han llevado a cabo algunas iniciativas para mejorar esta situación poniendo en marcha programas para fomentar el emprendimiento y la creación de empleo en zonas rurales, se han llevado a cabo campañas de visibilización y se han impulsado políticas para mejorar los servicios públicos y las infraestructuras, pero es necesario seguir trabajando para lograr una equidad real y efectiva en todos los ámbitos.


La mujer rural desempeña un papel fundamental en el desarrollo sostenible de las zonas rurales de España. Su papel como cuidadora, productora, protectora del medio ambiente y transmisora de conocimientos es crucial para el mantenimiento de la biodiversidad, la protección de los recursos naturales y la preservación de las tradiciones y la cultura rural. Además, su trabajo en el sector agroalimentario y en otros sectores económicos contribuye de manera significativa a la economía local y regional.


Es necesario reconocer y fomentar su participación en la toma de decisiones en todos los ámbitos, para lograr una sociedad más justa e igualitaria.


Comments


Entradas destacadas
Síguenos
  • instagram-cutout
  • Facebook Basic Square
bottom of page